Césped sintético vs. césped natural: practicidad y cuidados

Grama Sintética x Grama Natural

La disputa entre el césped sintético y el césped natural parece ser eterna. Es una duda que afecta prácticamente a todos los que se encuentran en la posición de decidir entre una u otra opción independientemente del propósito final.

Sin embargo, y más importante que la urgencia para tomar esa decisión, es reunir información sobre estos dos tipos de céspedes. Únicamente con conocimiento se puede decidir con propiedad. Por ello, este atento a la relación de cuidados con los céspedes sintético y natural.

Diferencias entre el Césped Sintético y el Césped Natural

El césped natural tiene una ventaja que jamás podrá ser sustituida: el contacto con la naturaleza. Nuestros pies, en contacto directo con el césped natural, tienen su terminación nerviosa directamente en contacto con la tierra.

Tal contacto puede traer alivio al estrés durante la liberación de energía del cuerpo. Caminar sin zapatos sobre el césped natural es casi una terapia.

Por otro lado, el césped sintético posee ventajas que permiten cambiar el juego a su favor. Creado alrededor de los años 70 para ser utilizado en el deporte, su objetivo era justamente resultar más beneficioso que el césped natural.

Ventajas del césped sintético

El césped sintético es un piso práctico, limpio, saludable y reconfortante, ideal para quienes buscan una alternativa diferenciada. Confeccionado a partir de la mezcla del césped natural con el artificial, este último proporciona espacios realistas y funcionales.

Además, el césped sintético posee una instalación rápida y práctica, quedando bien en espacios internos y externos. Por otro lado, y al contrario del césped natural, el césped sintético dispensa la mayoría de los inconvenientes presentes en el césped natural.

La incidencia de lluvias, por ejemplo, ya no será un problema, ya que el césped sintético no produce lodo y seca rápidamente.

Manutención cero y lejos de los productos tóxicos

El césped sintético no necesita los cuidados y la atención que requiere el césped natural. No es necesaria la preocupación con la iluminación del sol, la irrigación frecuente, la fertilización, o la poda periódica.

El césped sintético dispensa el uso de pesticidas y insecticidas, lo que contribuye para el medio ambiente y garantiza evitar estar en contacto con productos tóxicos. Asimismo, no requiere el uso de agua, disminuyendo así desperdicios de agua y optimizando su uso.

Independiente del clima y de sus estaciones

¿Ya imagino tener un césped perfecto todo el año? Con el césped sintético no es necesario preocuparse de épocas de lluvia o de sequía.

Su estado se mantiene un 100% en cualquier temperatura o estación del año. El césped sintético está siempre en forma para su uso, ya sea mojado o seco.

Baja inversión y diferentes posibilidades

Además de ser una inversión menor en comparación con el césped natural, el césped sintético tiene su retorno financiero en un promedio de hasta cinco años. Este cálculo es realizado en comparación con los gastos frecuentes con el césped natural.

El césped sintético también presenta la posibilidad de ser utilizado en diferentes lugares muchos de los cuales el césped natural no puede ser instalado, como por ejemplo, superficies inclinadas sin la incidencia directa del sol o, inclusive, sobre pisos fríos, ya sea en locales internos o al aire libre.

Póngase en contacto con Sportlink

Sportlink Sportlink es especializada en la fabricación,de césped sintético, seiendo reconocida por la calidad de su césped sintético para el rubro deportivoReferencia en el mercado, está lista para atender a diferentes demandas vinculadas con el césped artificial. Póngase en contacto con nosotros y solicite un presupuesto.

¡Póngase en contacto con nosotros y saque sus dudas!

ENTRE-EM-CONTATO-SPORTLINK

Césped sintético vs. césped natural: practicidad y cuidados
Avalie essa postagem
Césped sintético vs. césped natural: practicidad y cuidados